Teatro de Madrid

Paseábamos hace días por el parque de la Vaguada y contemplamos el estado lamentable del Teatro de Madrid.

Atrás quedan años de programación de danza y ballet, de los exitosos maratones de danza, de prestigiosas compañías internacionales de danza que por fin venían a Madrid.

Proyectado entre los años 1985 y 1987 por los arquitectos Javier San José Marqués y Jordi Porcensa tuvo que esperar a 1992 para ser inaugurado, por un lado por los retrasos de la construcción y las adaptaciones que hubo que hacer una vez construido, y por otro lado para hacer coincidir su inauguración con los actos de la Capitalidad Cultural Europea de la que disfrutó Madrid en 1992. Inaugurado con un concierto de la banda municipal, y, con gestión privada por la empresa Artibus, fue dedicado a conciertos, eventos líricos y, sobre todo, danza.

También fue usado para grandes eventos de empresas y televisiones. Hasta el 2011, cuando acaba la concesión a Artibus y el teatro queda en espera de una reforma para actualizar su estado.

Desde entonces ha sufrido ocupaciones, incendios, vandalismo, reformas sobre sus antiguas oficinas para darles otro uso y muchas promesas de políticos. Mientras tanto este imponente edificio de ladrillo se va muriendo cada día un poco más. Una pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.