Edificio Lamarca Hermanos

Era Tomás Lamarca uno de los constructores de carruajes más importantes de Madrid. Su taller estaba en la llamada calle de Barquillo desde 1846 en un amplio solar y en un edificio que las crónicas de la época calificaban de “edificio elegante”, “con más aspecto de palacio que de fábrica”.

Esta fábrica contaba contaba con grandes almacenes de hierro, acero y madera así como talleres de carpintería, de herrería (contando con cuatro grandes fraguas), de ensamblaje, de pintura, de tapicería, y de barnizado.

Cuando fallece sus hijos Francisco y Joaquín continúan el negocio, renombrando la empresa como “Lamarca Hermanos” y llevándola a su mayor desarrollo, momento en el que se convierten en proveedores oficiales de la casa Real

En aquel momento la calle Barquillo incluía también parte de la actual calle Fernando VI, si bien el edificio existente impedía que dicha calle tuviera una anchura uniforme. Así el ayuntamiento realiza el cambio en el urbanismo de la zona y obliga al derribo de parte del edificio existente.

Así llegamos al edificio actual, construido en 1902 por el arquitecto Santiago Castellanos. Quien años antes había construido también un cercano edificio de viviendas para uno de los hermanos Lamarca, Francisco.

Con el solar resultante sensiblemente más estrecho que el anterior el arquitecto reordena el edificio y cambia la fachada principal, que antes daba a la calle Belén a la nueva calle Fernando VII y diseña un edificio alargado terminado en sus esquinas por torreones simétricos de tres alturas, que sirven de acceso a la parte trasera donde se ubican los talleres que ya existían.

Es un edificio neoclásico con toques modernistas, como el impresionante letrero de su fachada. El interior se destina a salas de exposición y tiendas y está sustentada por columnas de fundición. En la primera planta existían dos viviendas para los dueños y otras dos en los torreones.

En 2010 fue restaurada la fachada a raíz de un proyecto que pretendía transformarlo en un hotel, pero que posteriormente fue desechado.

En 2011 fue usado como mercadillo en varias ocasiones y como tienda de carácter temporal, momento del que son las siguientes fotografías del interior del edificio y de los talleres. (Fotos de Tarín Bolsos https://tarinoutletbolsos.wordpress.com)

En 2015 se derruyen completamente estos talleres, dejando sólo el edificio principal para la construcción de un nuevo edificio de viviendas de lujo (http://www.edificiolamarca.com). Inaugurado finalmente en 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *